Entrada destacada

SIEMPRE HAY QUE CAMINAR ADELANTE

La vida no es fácil y siempre me despierto con la misma sensación: que por más que vea el vaso medio vacío, hay que seguir adelante. ¡Hay...

Seguidores

SEGUIDME

miércoles, 22 de marzo de 2017

PREGUNTEN LO QUE QUIERAN SABER SOBRE LOS CURAS....

“Pregunten lo que quieran saber sobre los curas. Responderé lo que pueda”
Imagen relacionada
¿Cuánto cobran? ¿Tienen que celebrar misa todos los días? ¿Pueden incardinarse donde quieran?...
¿Cuánto cobra un cura? ¿Los sacerdotes tienen que celebrar misa todos los días? ¿Alguna vez ha sentido ganas de dejar el sacerdocio? fueron algunas de las preguntas que los tuiteros lanzaron al padre Declan, activo sacerdote tuitero de la diócesis de Cuenca que se sometió a un consultorio en los jornadas previas al día del Seminario.
“Preguntad lo que queráis saber sobre los curas. Responderé lo que pueda”, tuiteó.
La propuesta generó un aluvión de comentarios, los primeros fueron de ánimo por la que se le venía encima: “Qué valiente padre”, “suerte”, “pater, dónde se mete”, “en menuda te has metido. God bless the insensatos”.
Acto seguido llegó la primera cuestión, de Aurora Pimentel, que preguntaba si “los sacerdotes deben celebrar Misa todos los días”. “No tienen obligación, para no generar innecesarios problemas de conciencia. Pero el magisterio lo recomienda vivamente”, contestaba Declan.
Tras la pregunta de Aurora llegó otra cincuentena de cuestiones. “Si el pecado confesado es grave, ¿el confesor no puede siquiera comentarlo con un colega o superior?”, preguntó otro tuitero. La respuesta del sacerdote, clara e inmediata: “el sigilo sacramental es absoluto”.
Resultado de imagen de SACERDOTES
Y otra: “Padre, ahora que escasean las vocaciones, ¿ve cerca el debate sobre el celibato?“. “Las Iglesias protestantes, sin celibato, tienen el mismo problema vocacional”, contestaba Declan.
El sacerdote no rehuyó ninguna pregunta.
Ni las inconvenientes: “¿Los curas se tocan?”, preguntaba la cuenta del magazine Jot Down Spain, que tiene 232.000 seguidores. “Sabemos que está mal. Si buscas ese consuelo físico, pues a arrepentirse y empezar de nuevo. Puede ser indicativo de que algo no va bien, de desequilibrio afectivo, de inercia de costumbres adquiridas…una tarea, trabajar en conocerse mejor a uno mismo”.
Ni las personales: “Padre, ¿ha sentido alguna vez ganas de dejar el sacerdocio?”. “Sí, en una ocasión personal muy difícil, donde me sentía desubicado y sin claridad sobre el sentido de mi vida y misión. Me ayudó mucho la oración, y hablarlo en confianza con otro sacerdote”, contestaba el padre Declan. “Muchas gracias por su tiempo. Y por hacer visible a la Iglesia en tuiter”, volvía a escribir el tuitero.
La rueda de prensa improvisada terminó con el padre Declan dando “gracias a todos por vuestras preguntas. Me ha recordado muchas cosas y estoy muy contento”. Y añadía: “Los curas somos peculiares dentro de nuestra más absoluta normalidad. Necesitamos vuestras oraciones. Por nosotros y por los que vendrán”.
Otras preguntas de los tuiteros al sacerdote
P: “¿Cuánto cobra de media un cura español?”
R: “Cada diócesis es autónoma, pero por lo que sé, entre 700 y 1000€. En mi diócesis el mínimo es el SMI, al que se añaden complementos por circunstancias u oficios concretos. Nunca puede superar los 1300. El resto va al fondo común. Por ejemplo, si eres profe de Insti a tiempo completo, y percibes lo similar al resto de profesores, te quedas hasta el máximo estipulado, y el resto se entrega al fondo común”.
Imagen relacionada
P: “Un sacerdote incardinado en una diócesis, ¿puede incardinarse (cambiarse a otra) en otra por su deseo únicamente?”
R: “Tiene que haber razones objetivas, se deben sopesar, y deben acordarlo ambos obispos”.
P: “La figura de director espiritual: para quienes y por qué?”
R: “Es una persona con experiencia y conocimientos de vida cristiana que ayuda a discernir lo que Dios nos va pidiendo. Y es para cualquier cristiano. El papa Francisco insiste mucho en que hay que acompañar y dejarse acompañar”.
P: “Pater xfis la propuesta de admitir casados pre-ordenación, los ya ordenados quedan fuera, ¿no? ¿ Cómo va?”
R: “Eso ya existe, pero solo si cesa la cohabitación, y si los hijos/mujer tienen la vida resuelta. De lo otro ni siquiera sabía que se plantea”.
P: “Alguna vez ha tenido que aguantarse la risa en el confesionario?”
R: “No sólo me he tenido que aguantar, sino que a veces me he reído a placer (si era oportuno, claro)”.
P: “¿Puede el pueblo pedir el traslado de su párroco? ¿Y qué razones hay que presentar? ¿Conlleva investigación del obispo, visita pastoral…?”.
R: “Puede pedirlo al obispo, sí. Lo primero es ver si hay razones objetivas, garantizar el derecho de defensa del sacerdote, contrastar. Puede mandar un visitador. Incluso se puede hacer una investigación por medio del tribunal diocesano, y llegado el caso, si se resiste al traslado, un proceso de remoción”.
P: “Hay marcas pijas de ropa de cura, un Prada de los alzacuellos que provoque vanidad?”
R: “Las hay. De vestir y de ornamentos. Y sastrerías eclesiásticas de fama mundial en el gremio. Sobre todo italianas :)))”.
 Resultado de imagen de SACERDOTES

Por José Calderero @jcalderero  (FUENTE: .aleteia.org)
#sacerdotesyvida  #oracionyvida #saludmental #vocaciones #vidaconsagrada

2 comentarios:

  1. Me ha resultado muy interesante esta entrada además de valiente y original este sacerdote al proponer que le hagan preguntas de todo tipo. Las respuestas todas muy buenas y me he enterado de cosas que desconocía.Saludos pater

    ResponderEliminar
  2. Es muy interesante. Yo creo que sí debiera abrir la Iglesia la puerta a sacerdotes casados y con familia y eliminar el celibato. Que sea opcional y las religiosas también. Igual aceptar que hayan mujeres sacerdotes(isas), obispas y todas las jerarquías. Al igual que ganarán lo mismo que ellos, pues las religiosas por lo general, ganan menos que los sacerdotes y trabajan incansablemente y también con enormes responsabilidades.
    Lograrían una mayor cercanía con los feligreses, pues a mi por ejemplo me resultaría mucho más fácil hablar de problemas maritales, con quien los vive igual que yo y sería más práctico y objetivo el consejo y el apoyo. Cuando algún sacerdote me dice que hablemos de la familia y los hijos, invariablemente respondo: Dígame, qué desea saber. No me puede decir a mí un sacerdote lo que es la vida marital y yo si a él,
    Un abrazo, padre.

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR Y REZA POR MI