Entrada destacada

SIEMPRE HAY QUE CAMINAR ADELANTE

La vida no es fácil y siempre me despierto con la misma sensación: que por más que vea el vaso medio vacío, hay que seguir adelante. ¡Hay...

Seguidores

SEGUIDME

martes, 24 de enero de 2017

AQUI ESTOY PARA HACER TU VOLUNTAD


Hacer la voluntad de Dios no significa discutir o no enfadarse con el Señor, es importante es ser sinceros y no fingir y al final decirle nuestro: “Aquí estoy”. Lo dijo el papa Francisco en la misa matutina celebrada este martes en la Casa Santa Marta del Vaticano.

En el centro de la homilía del Papa estaba la Carta a los Hebreos propuesta por la liturgia de hoy. Cuando Cristo viene al mundo, dice: “No has querido ni sacrificios ni oblaciones por el pecado. He aquí que yo vengo a hacer tu voluntad”. Esta palabra de Jesús, explicó el Papa, cierra una historia de “aquí estoy” encadenados: “la historia de la salvación es una historia de: ‘aquí estoy’”.
Resultado de imagen de aqui estoy para hacer tu voluntad
“Después de Adán que se esconde porque tenía miedo del Señor, Dios comienza a llamar y a escuchar la respuesta de hombres y mujeres que dicen: “Aquí estoy. Estoy dispuesto. Estoy dispuesta”. Desde los que pronunciaron Abraham, Moisés, Elías, Isaías, Jeremías, hasta llegar al gran “aquí estoy” de María y al último de “Jesús”. Una historia de “aquí estoy”, pero que no son automáticos, porque “el Señor dialoga con los que invita”.

“El Señor dialoga siempre con los que invita a hacer este camino y a decir el: “aquí estoy”. Tiene mucha paciencia, mucha paciencia. Cuando leemos el libro de Job, todos estos razonamientos de Job, que no entiende, y las respuestas y el Señor que le dice, le corrige… y al final, ¿cuál es el ‘aquí estoy’ de Job? ‘Ah Señor, Tú tienes razón, yo solo te conocía de oídas, ahora mis ojos te han visto’”.


  1. Resultado de imagen de aqui estoy para hacer tu voluntad

“El ‘aquí estoy’ cuando hay voluntad ¿eh? La vida cristiana es esto: un “aquí estoy” continuo para hacer la voluntad del Señor. Uno tras otro. Es bello leer la Escritura, buscando las respuestas de las personas al Señor, cómo respondían, y encontrarlas es bellísimo: ‘Aquí estoy para hacer Tu voluntad’”.
Nunca finjas con Dios

“¿Cómo va mi ‘Aquí estoy’ al Señor? ¿“Voy a esconderme como Adán para no responder? ¿O cuando el Señor me llama, en vez de decir ‘Aquí estoy’ o ‘que quieres de mí’ huyo como Jonás que no quería hacer lo que el Señor le pedía? ¿O finjo que hago la voluntad del Señor, pero solo externamente como los doctores de la ley a los que Jesús condena duramente?”, planteó el Papa.

“Fingían: ‘Todo bien… nada de preguntas: yo hago eso y nada más’. ¿O miro para otra parte como hicieron el levita y el sacerdote ante ese hombre herido al que los malhechores y dejado medio muerto? ¿Cómo es mi respuesta al Señor?”.
Imagen relacionada
También enfadarse con Dios es rezar
El Señor nos llama todos los días y nos invita a decir nuestro : “Aquí estoy”, concluyó el Papa, pero podemos “discutir” con Él: “A Él le gusta discutir con nosotros. Alguno me dice: ‘Pero Padre, yo muchas veces voy a rezar, me enfado con el Señor…’: ¡pero también es oración!”

“A Él le gusta cuando te enfadas y le dices a la cara lo que sientes ¡Porque es Padre! Esto también es un ‘aquí estoy’… ¿o me escondo? ¿O huyo? ¿O finjo? ¿Miro hacia otro lado? Cada uno de nosotros puede responder cómo es mi ‘aquí estoy’ al Señor, para hacer su voluntad en mi vida. Como es. Que el Espíritu Santo nos dé la gracia de encontrar la respuesta”.  (Papa  Francisco)

Resultado de imagen de milton goytia

jueves, 19 de enero de 2017

DATE PERMISO PARA DECIR ¡BASTA!

HAY MOMENTO  EN  LOS QUE  DESISTIR  EN UNA  AMISTAD O  EN UN OBJETIVO ES SALUDABLE
Resultado de imagen de Hay momentos en los que desistir en una amistad o en un objetivo es saludable

Se da mucha importancia a lo que se consigue, a lo que se alcanza, a lo que logramos en la vida. Se dedican libros, películas, reportajes a alabar las virtudes de los triunfadores, de los que salen de la pobreza, de los que se vuelven famosos porque jamás desistieron de sus sueños. Pero pocos hablan de lo importante que es desistir a tiempo de un objetivo o de una relación. Date permiso para decir ¡basta!

Deja de correr detrás de personas que no te incluyen en sus planes o que casi no se acuerdan de que existes, que ponen tu nombre al final de cualquier lista. No te humilles más ante quien no aprecia todo lo que tienes que ofrecer. Acércate a quienes sonríen cuando llegas, a quienes están dispuestos a escucharte y que responden a tus llamadas, tus mensajes y tus miradas.

Resultado de imagen de Hay momentos en los que desistir en una amistad o en un objetivo es saludable

Deja de invertir en lo que no tiene futuro, de gastar energía y tiempo elaborando planes que no coinciden con lo que eres. No busques carreras rentables, no te juntes con gente hipócrita, que sabe lo que cuestan tus zapatos pero no sabe qué día naciste. Invierte en tu calidad de vida, en los sueños que responden a tus aspiraciones reales, a lo que hace vibrar tu corazón.
Deja de contentarte con poco, con mitades, deja de conformarte con lo que debería ser mejor. No vayas por caminos menos coloridos, menos especiales, menos iluminados, porque piensas que ya son buenos. Que tu corazón quiera más, quiera amplitud, bonanza afectiva, amor transbordante, reírte hasta que te duela el estómago. Desea alcanzar tus sueños más altos, y no te contentes con menos.

Deja de sentir lástima de ti mismo, de llorar por las esquinas, mirando las vidas de los demás mientras desperdicias los momentos que llenarían tu día. No envidies, no te compares con el otro, no olvides de qué y quién está a tu lado, mientras asistes a los eventos, que no son tuyos, con un sentimiento de derrota. Nunca estaremos derrotados, mientras haya vida, mientras podamos levantarnos cada mañana para afrontar lo que nos está esperando.

Resultado de imagen de Hay momentos en los que desistir en una amistad o en un objetivo es saludable

No siempre estaremos bien, no siempre podremos contar con los demás, no siempre lograremos contener las lágrimas. Nos enfrentaremos a días y noches interminables, sin luz, a momentos de dolor y desaliento. Tendremos pérdidas inconsolables, decepciones dolorosas, oscuridades a las que no veremos salida. Sin embargo, si hemos desistido de sufrir por lo que no valía la pena, saldremos fortalecidos junto al amor correspondido, al consuelo sincero y providencial de las personas a las que les importamos de verdad.

Resultado de imagen de DATE PERMISO PARA DECIR BASTA


(Marcel Camargo, via A soma de todos os afetos. Adaptado de Aleteia Portugués)

viernes, 13 de enero de 2017

GRACIAS DIOS POR LO QUE TENGO

Gracias Dios por lo que tengo
Imagen relacionada

Aunque me tapo los oídos con la almohada
y grito de rabia cuando suena el despertador...
Gracias a Dios que puedo oír.
Hay muchos que son sordos.
Aunque cierro los ojos cuando,
al despertar, el sol se mete en mi habitación...
Gracias a Dios que puedo ver.
Hay muchos ciegos.

Aunque me pesa levantarme y salir de la cama...
Gracias a Dios que tengo fuerzas para hacerlo.
Hay muchos postrados que no pueden.
Aunque me enojo cuando no encuentro mis cosas en su lugar
porque los niños hicieron un desorden...
Gracias a Dios que tengo familia.
Hay muchos solitarios.
Resultado de imagen de GRACIAS DIOS POR TODO
Aunque la comida no estuvo buena y el desayuno fue peor...
Gracias a Dios que tengo alimentos.
Hay muchos con hambre.
Aunque mi trabajo en ocasiones sea monótono rutinario...
Gracias a Dios que tengo ocupación.
Hay muchos desempleados.
Aunque no estoy conforme con la vida,
peleo conmigo mismo y tengo muchos motivos para quejarme...
Gracias a Dios por la vida.

Aunque el dinero no me alcance para zapatos nuevos...
Gracias padre celestial, pues tengo pies...
Hay quienes no los tienen.
Cuando veo mis manos maltratadas,
por el trabajo, y mi bajo salario…
Gracias Señor, pues tengo manos...
Algunos no tienen manos.
Cuando me quejo del pago de servicios
y veo que no me alcanza...
Gracias padre de los cielos,
hay muchos que carecen de todo.
Resultado de imagen de GRACIAS DIOS POR TODO
Gracias padre celestial por el aire que respiro...
Porque sigo respirando...
cuando muchos han dejado de hacerlo hoy.

Son tantas las cosas que tengo que agradecerte...
Por cada día que me permites despertar a la vida...
Gracias Dios mío.
Resultado de imagen de GRACIAS DIOS POR TODO RELIGIOSOS