Entrada destacada

SIEMPRE HAY QUE CAMINAR ADELANTE

La vida no es fácil y siempre me despierto con la misma sensación: que por más que vea el vaso medio vacío, hay que seguir adelante. ¡Hay...

Seguidores

SEGUIDME

sábado, 18 de junio de 2016

TIEMPO AL TIEMPO


El tiempo, se encargará de sanar las heridas, si se le es permitido.
El tiempo, hará realidad los sueños, si en verdad se ha luchado por ellos.
El tiempo, llenará todos los vacíos, si estamos realmente abiertos y así lo queremos.

El tiempo, nos devolverá la paz que habíamos perdido, si hacemos algo por recuperarla. Por eso, hay que darle tiempo al tiempo.
El tiempo, puede encender de nuevo la llama de la ilusión, si así lo soñamos.
El tiempo, nos enseñará a vivir sin lo que se había perdido; si queremos aprenderlo.


El tiempo, pondrá en nuestras manos los frutos de lo que hemos sido y vivido, porque es lo que realmente nos ofrece el tiempo; por eso, solo de uno mismo depende que seamos sus amigos o enemigos. Hay que saber darle tiempo al tiempo.
El tiempo, puede fortalecer o matar un amor, sin ser culpable de lo que ocurra.
El tiempo, devuelve o quita la ilusión; dependiendo de nuestra fuerza interior.

El tiempo, logra que algunos caigan en la rutina, según como vivan la vida; No depende del tiempo lo que nos pase; hacemos parte del tiempo, pero se nos da la libertad de saberlo aprovechar o simplemente dejarlo pasar.
El tiempo no se devuelve, ni se detiene; camina a su ritmo; aunque a veces parezca que vuele o se estanque, según el momento que vivimos.
El tiempo sana o hiere, quita u ofrece, mata o da vida, llena o vacía, sin ser culpable de lo que a su paso ocurra, porque no es él quien realmente actúa, somos nosotros los que vivimos en el tiempo.

El tiempo, transforma, renueva o envejece; pierde o recobra su valor según como le utilicemos, se gana y multiplica cuando vivimos intensamente lo que trae consigo en cada segundo que se nos regala; hay tiempo mal invertido, que se nos escapa aún sin haberlo vivido, es el tiempo que muchas veces pasa desapercibido y cuando se nos acaba sin avisar, nos lamentamos por lo que se pudo hacer, pensar y sentir y no lo hicimos.

Somos parte del tiempo, somos el resultado de lo que en el vivimos o generamos; somos los que quizás nos detenemos creyendo interrumpir su marcha, quedándonos en un pasado al que nos aferramos, o un presente que al parecer no avanza y aleja de nosotros la visión del futuro que se nos viene; olvidando que el tiempo no se detiene, porque pase lo que pase el reloj sigue corriendo, al mismo ritmo, marcando el paso que solo le da el tiempo.
Dale tiempo al tiempo…

4 comentarios:

  1. hola milton buenos dias me he quedado escuchando creo que es tu voz y dices tantas cosas que son la sabia para tener amor de verdad, tambien que un libro es una buena compañia, un paisaje que se queda grabado en tu retina el tiempo lo mueve todo y el pone y quita lo que no le gusta feliz dia amigo besitossssss que la paz reine en el mundo verdad que hace falta ?

    ResponderEliminar
  2. Muy buena reflexión Milton.
    El tiempo es el ragalo del cielo, para hacer un buen uso,de cada instantante.
    Te dejo un viejo poema y un abrazo.
    Ambar


    El tiempo se va pasando
    Y con tiempo no hago nada
    Nada, hago yo con tiempo
    Con este ir y venir
    En este mundo agitado
    Que me confunde la mente
    Y el corazón va estrujando.

    Con tal fuerza y tal ahogo
    Que necesito beber
    Agua fresca del arroyo
    Y sentir el suave sol
    Que me dé luz y calor

    Para encontrar un sentido
    Una razón y un valor
    Y así, seguir mi destino
    Al final del callejón
    Donde se abra una puerta
    Al mundo de la ilusión
    Para descansar yo luego
    Entre mis sueños de amor

    Con sosiego y dulce paz
    Vea yo claro el futuro
    Que a pasos agigantados
    Se va acercando el mañana
    Esa es la dulce promesa
    Del padre a sus escogidos
    Vigilad, y estad despiertos
    Unidos estáis conmigo.

    Ambar 28/05/93

    ResponderEliminar
  3. Yo además le pediría al tiempo que nos hiciera olvidar esas cosas desagradables que ocurren que aunque las queremos olvidar es inevitable vengan siempre a nuestro recuerdo.Saludos pater

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR Y REZA POR MI