Entrada destacada

SIEMPRE HAY QUE CAMINAR ADELANTE

La vida no es fácil y siempre me despierto con la misma sensación: que por más que vea el vaso medio vacío, hay que seguir adelante. ¡Hay...

Seguidores

SEGUIDME

martes, 1 de diciembre de 2015

ADVIENTO 2015 TIEMPO DE ESPERA

Ven Salvador




“El adviento es un tiempo de preparación para la navidad, donde se recuerda a los hombres la primera venida del Hijo de Dios… Es un tiempo en el que se dirigen las mentes, mediante este recuerdo y esta espera a la segunda venida de Cristo, que tendrá lugar al final de los tiempos” (Misal Romano, Nº 39)
“El adviento tiene una triple dimensión: histórica, en recuerdo, celebración y actualización del nacimiento de Jesucristo; presente, en la medida en que Jesús sigue naciendo en medio de nuestro mundo y a través de la liturgia celebraremos, de nuevo, su nacimiento; y escatológica, en preparación y en espera de la segunda y definitiva venida del Señor”.

“El adviento, en su mismo término, en su palabra, es y … El adviento es tiempo de esperanza gozosa y espiritual. No es tanto un tiempo como la cuaresma de penitencia, sino de gozo, de espera y esperanza gozosa. Toda la liturgia de este tiempo persigue una finalidad concreta: despertar en nosotros sentimientos de esperanza, de espera gozosa y anhelante”. (Vicent Ryan)


“El adviento es un tiempo atractivo, cargado de contenido, evocador, válido… Vivir el adviento cristiano es revivir poco a poco aquella gran esperanza de los grandes pobres de Israel… Vivir el adviento es ir adiestrando el corazón para las sucesivas sementeras de Dios que preparan la gran venida de la recolección, recolección exitosa para todos los que desde su lucidez o ignorancia aportan su lucecita de amor y de ternura… La vida es todo adviento o hemos perdido la capacidad de que algo nos sorprenda grata y definitivamente… La esperanza es la virtud del adviento. Y la esperanza es el arte de caminar gritando nuestros deseos”. (Vicent Ryan)
Este tiempo permite a cada uno de nosotros a vivir  la  alegría de la Esperanza, la  alegría de la Misericordia de Dios con nosotros.
Existe una estrecha relación entre los conceptos "llegada" y "espera". Recordemos que vivimos en una sociedad que no sabe esperar, que todo lo quiere rápido. Ésta es la dinámica a la que nos tiene acostumbrado nuestra forma de vivir. Tenemos comidas rápidas, autopistas para correr a mayor velocidad, ordenadores más rápidos... porque "El tiempo es dinero". Antes se tardaban siglos en construir una catedral, un castillo, un puente, los libros se escribían a mano y se tardaban años en ello... Pero como no sabemos esperar, adelantamos la Navidad. En el tiempo que precede a la fiesta de la Navidad, la Iglesia suele poner en la liturgia los textos proféticos que hablan de la venida del Mesías y suscitan la expectación del pueblo de Dios. Y así nos hemos ido acostumbrando a considerar el tiempo de adviento bajo el signo de la expectación. La actitud humana de este período del año que en la liturgia es la del anhelo y expectación de la venida del esposo.

El tiempo de Adviento es como una escuela donde aprendemos a esperar. Si bien es cierto que es una preparación inmediata a la Navidad, se da énfasis a la idea de que el Salvador volverá para darnos participación en la gloria que conquistó con su muerte y resurrección.

El Adviento debe ser un tiempo en el que cada uno reflexione su actitud para con Dios  y para con nuestro  prójimo, es menester re descubrir el misterio del amor, esa ternura que solo él nos puede otorgar por llamarnos  hijos. Es un espacio en el que  debemos acercarnos a vivir la alegría de la reconciliación, mucho más ahora, puesto que  celebraremos por invitación del Santo Padre el Papa Francisco el Año de la  Misericordia.
Nuestro Obispo Mons. Vicente  Jiménez Arzobispo de esta Iglesia  particular de Zaragoza   nos dice: El Jubileo de la misericordia es un tiempo extraordinario  de gracia y renovación espiritual, signo visible de la comunión de toda la Iglesia…

Con ello nos invita a participar de la apertura solemne del Jubileo de la Misericordia  el dia 13 de diciembre a las  17:00  Catedral Basílica Ntra. Sra. del Pilar.

Celebrar el Adviento supone una actitud de atención, vigilancia y espera activa, vivir ni dormidos ni angustiados, ni despreocupados ni con temor.
Lo nuestro es vivir en esperanza y despertando esperanza.
No viene un ladrón a asustarnos y despojarnos.
Buen  Adviento  para todos mis amigos  blogueros 
Preparemos, por lo tanto, nuestros corazones para la venida del Señor, ahora en esta Navidad y cuando venga la Parusía o llegue nuestra muerte para que estemos, como los pastores, velando.

2 comentarios:

  1. Yo ya he puesto el belén en mi casa, te deseo a tí también un buen Adviento. Cuanto me gustaría estar el 13 de diciembre en la Basílica del Pilar. Saludos pater

    ResponderEliminar
  2. Tiempo de esperanza y de luz. Demos gracias a Dios por otra Navidad.

    "Nos llega Diciembre
    con la Navidad;
    ¡alborea el día
    de la gran verdad.!

    Humilde ha nacido
    con frío y ente paja
    cargado de bien
    Del cielo nos baja!

    Felíz Navidad!!! Que la paz llegue a todos los rincones de la Orbe.

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR Y REZA POR MI