Entrada destacada

SIEMPRE HAY QUE CAMINAR ADELANTE

La vida no es fácil y siempre me despierto con la misma sensación: que por más que vea el vaso medio vacío, hay que seguir adelante. ¡Hay...

Seguidores

SEGUIDME

lunes, 2 de noviembre de 2015

TU ERES EL RESULTADO DE TI MISMO


No culpes a nadie, nunca te quejes de nada ni de nadie, porque fundamentalmente tú has hecho tu vida.

Acepta la responsabilidad de edificarte a ti mismo y el valor de acusarte en el fracaso para volver a empezar; corrigiéndote, el triunfo del verdadero hombre surge de las cenizas del error.

Nunca te quejes del ambiente o de los que te rodean, hay quienes en tu mismo ambiente supieron vencer, las circunstancias son buenas o malas según la voluntad o fortaleza de tu corazón.

Aprende a convertir toda situación difícil en un arma para luchar.

No te quejes de tu pobreza, de tu soledad o de tu suerte, enfrenta con valor y acepta que de una u otra manera, todo dependerá de ti; no te amargues con tu propio fracaso, ni se lo cargues a otro, acéptate ahora o seguirás justificándote como un niño, recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar y que ninguno es tan terrible para claudicar.

Deja ya de engañarte, eres la causa de ti mismo, de tu necesidad, de tu dolor, de tu fracaso.

Si, tú has sido el ignorante, el irresponsable, tú, únicamente tú, nadie pudo haber sido por ti.

No olvides que la causa de tu presente es tu pasado, como la causa de tu futuro es tu presente.


Aprende de los fuertes de los audaces, imita a los enérgicos, a los vencedores, a quienes no aceptan situaciones, a quienes vencieron a pesar de todo.

Piensa menos en tus problemas y más en tu trabajo y tus problemas sin alimento morirán.

Aprende a nacer desde el dolor y a ser más grande, que el más grande de los obstáculos.

Mírate en el espejo de ti mismo.

Comienza a ser sincero contigo mismo. Reconociéndote por tu valor, por tu voluntad y por tu debilidad para justificarte.

Reconócete dentro de ti mismo, más libre y fuerte, dejarás de ser un títere de las circunstancias,
porque tu mismo eres tu destino.

Y nadie puede sustituirte en la construcción de tu destino.

Levántate mira las mañanas y respira la luz del amanecer.


Tú eres parte de la fuerza de la vida

Ahora despierta, camina, lucha.

Decídete y triunfarás en la vida.

Nunca pienses en la suerte, porque la suerte es el pretexto de los fracasados.
PABLO NERUDA




5 comentarios:

  1. En mi trabajo he conocido gente que ha llegado a lo más alto en la empresa a base de pisotear y anular a los demás aparte de hacerle la pelota a quién le pudiera conceder un ascenso aunque eso supusiera ir con cuentos de los demás empleados........yo lo sufrí al extremo, y por más que intenté dar lo mejor de mí misma no obtuve más que humillaciones, cambios de horarios, los peores y más duros puestos en el trabajo y demasiados gritos, al extremo de caer enferma motivo por el cual me despidieron después de 21 años y medio de trabajo en la empresa........( tengo otro ejemplo mucho más grave y que cambió drásticamente mi vida) Así que no siempre es culpable uno mismo de sus fracasos ya que siempre hay alguien disponible a echarte una dura mano para caer más aún. El tiempo pasa y aunque se trate de seguir adelante , perdonar, y ver la parte positiva de cada uno de los hechos , solo se consigue a medias pues el deseado olvido nunca llega. De todas formas siento que a pesar de todo supe levantarme y seguir con mi vida adelante algo de lo que me siento muy orgullosa. Saludos pater
    P.D. A pesar de que mi comentario ha sido un tanto pesimista tu entrada es muy buena y da unos consejos extraordinarios.

    ResponderEliminar
  2. Precioso lunes al empezarlo con estas magníficas reflexiones para vivir de verdad!
    Muchas gracias, mis mejores deseos en un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. La vida que nos toca vivir en muchas de las ocasiones son el producto de nuestros actos, aunque a veces las circunstancias no las buscamos directamente.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. La vida es superación día a día...sin lugar a duda, pero el fracaso no siempre es culpa de uno mismo...depende de muchos factores y poder decir que no todo es oro lo que reluce..y que uno se encuentra trepas desalmados que solo piensan en su ego...sin importarle el daño que puedan ocasionar. La vida pone obstáculos los cuales hay que saber saldar de la mejor manera pero no hundiendo al de al lado para flotar tú. Triste es la vida de hoy día.. pues sus valores están de capa caída, pero muy generalizada... Nadie es perfecto, tan sólo Dios, pero hay cosas que se escapan de la razón...
    Un placer visitarle.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  5. Interesantes reflexiones.
    La vida es la suma de experiencias, buenas o malas, son producto de nosotros mismos.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR Y REZA POR MI