Entrada destacada

SIEMPRE HAY QUE CAMINAR ADELANTE

La vida no es fácil y siempre me despierto con la misma sensación: que por más que vea el vaso medio vacío, hay que seguir adelante. ¡Hay...

Seguidores

SEGUIDME

lunes, 2 de febrero de 2015

ENVIDIA?? reflexion

No es bueno tener envidia en nuestras vidas, es algo que nos perjudica en gran manera pues nos lleva a hacernos constantes comparaciones con otras personas de un modo que no nos hace bien, ni a nosotros ni a los que nos rodean. La envidia no es sana, sólo daña.

Reflexión acerca de la envidia
 
La envidia se nos genera a causa de nuestra propia inseguridad en lo que hacemos o somos. Nos lleva a buscar la aprobación de todos, a querer hacer más cosas de las que podemos, y eso puede llegar a ser terriblemente agotador. Las personas que sufren este mal, quizás actúan así de forma inocente, sin querer o sin darse cuenta… pero debe ser algo muy terrible de vivir, pues te hace sufrir, caer en la hipocresía, decir cosas desagradables… y finalmente nos vuelve en personas destructivas.
Si conoces a alguna persona envidiosa, con toda seguridad llegará a hacértelo pasar mal. Si eres tú la persona envidiosa, lo pasarás mal y harás daño o cansarás a otros, sólo por tus inseguridades.
La envidia es el miedo a no ser aceptado por nuestro entorno, es “inseguridad total en nosotros mismos”. Es fruto de dar demasiada importancia a lo que tienen y hacen los demás, e intentar superarles para recibir la aprobación y admiración. O igualmente, puede llevarte a criticar y echar abajo lo que los demás tienen, para que lo que tú tienes, al ser comparado, crezca en valor. La envidia de ningún modo es buena, y hay que tratar de controlar tal resentimiento porque sólo traerá soledad a nuestras vidas.

No envidies, tú también tienes algo especial, descúbrelo.

No te quemes comparándote con otros, eso es frustrante y nunca edificante. No te enaltezcas por encima de los demás, eso se nota cuando lo haces y en realidad es humillante. Recuerda que todos los seres humanos somos débiles, que todos tenemos talentos que Dios nos regaló, pero son diferentes, y es nuestro deber descubrir cuáles son.

9 comentarios:

  1. La envidia, ese mal por el que comenzó la lucha entre el bien y el mal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Milton.
    Estoy muy de acuerdo con tus letras, esas semillas no adornan el jardín del alma.
    Te busque tal como me dijiste pero no te encontré, maría del castelar no sale por ningún lado.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  3. La envidia es es uno de los perores defectos de la humanidad y causa demasiado daño, pido a Dios que me aparte de ella y que no se acerque a mí jamás.....hasta el momento mi petición ha sido escuchada aunque reconozco que si que he sentido en alguna ocasión lo que se llama "envidia sana" sobre todo de personas admirables que se dedican a hacer el bien abandonando todo lo que es su propia vida para entregarla a los demás.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  4. Por desgracia la envidia sigue siendo uno de los pilares que marcan duro la sociedad y que sin embargo no lleva a nada sino a dejar mal ambiente y a crecer muros a veces imposibles de derribar.
    Las personas no deberían de observar que tiene el prójimo sino ayudarse cuando se necesitan sin esperar nada más.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Que libres son las almas sin envidia!!!!!!!!
    Vale la pena intentarlo
    Saludos afectuosos

    ResponderEliminar
  6. Muy sabio todo lo que aquí escribes y que también lo ha dicho el Papa, apartame Señor de la envidia.

    Gracias por esta bonita reflexión!

    Abrazos fuertes.

    ResponderEliminar
  7. La envidia es uno de los pecados de los que poca gente se da cuenta
    Hay una frase que se oye bastante, que dice" tengo una envidia sana" Parece ser que no se
    hiere, pero en el fondo algo hay algo que se deseas tener y que otros tienen.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Es un buen consejo el tuyo, vuela alto donde no pueda alcanzarte la sordidez ni la ignorancia de este mundo.
    Me quedo por tu blog.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Ahora con el enlace ya te encontré, te saludaré cuando pase y te revisaré el muro para comentarte en lo que nos regales.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR Y REZA POR MI