Entrada destacada

SIEMPRE HAY QUE CAMINAR ADELANTE

La vida no es fácil y siempre me despierto con la misma sensación: que por más que vea el vaso medio vacío, hay que seguir adelante. ¡Hay...

Seguidores

SEGUIDME

viernes, 4 de enero de 2013

LAS TRISTEZAS DEL ADIOS


Las tristezas
del adiós

Duele, pero en ocasiones no queda más remedio que decir adiós.
Unas veces nos despedimos de un amor, otras de un familiar o una amistad especial…

Decir adiós no es sencillo, y es especialmente difícil cuando la persona que se ha marchado de nuestro lado era un ser querido.

Pero debemos saber decir adiós, aceptar el final, y saber continuar pese al dolor de nuestro corazón.

Los temas de adiós y despedidas son muy difíciles tanto escribir como leer, porque un adiós significa que un vacío ha quedado en tu corazón. En nuestro paso por la vida hay muchos adioses que se dicen a personas que han pasado por nuestras vidas, amigos que se han alejado, amores que nos abandonaron o abandonamos, familiares que hemos amado con todo nuestro corazón y que la muerte se los llevó donde ya nunca mas volverán…
Por cada adiós hay un vacío, no es fácil cerrar los ojos y hacer de cuentas como que no está pasando nada en nuestras vidas, al contrario, de alguna manera son sueños que se nos han ido rompiendo.
Las tristezas del adiós
pinchan como una aguja en el corazón.

-Diferentes adioses que hemos dado en nuestra vida-
Dolió ese adiós que tuviste que decir, quedaste con el corazón destrozado, tus lágrimas se secaron dejando ojos sin vida, sin luz, pensando en el adiós…
¿Son los demás quienes se marchan, o nosotros quienes nos quedamos? ¿Cual es la medida de la distancia, con los que mueren o con los que dejan de amarnos y simplemente nos olvidan?
¿Quién se va, quien se queda?
Una buena pregunta que nos hacemos. Quizás somos nosotros las que nos vamos y los demás quienes se quedan sufriendo… (Para pensar).
El olvido también es una forma de decirnos adiós, significa que ya no estamos en la vida de quienes se alejaron de nosotras; perder así a la persona que se ama es algo fuerte, es como que caminásemos por cuartos oscuros y no encontrásemos luz que nos ayude a salir de la soledad.
Duele mucho decir adiós
cuando nos aman y amamos.

Por eso nos duele tanto esa palabra, "adiós".
-Porque parece eterno-
Pero aun sabiendo el dolor que pasas, recuerda que el tiempo lo cura todo, aunque en ocasiones el proceso parezca interminable. Llegará el día en que despertarás queriendo volver a vivir, deseando renacer de nuevo.
La persona que ama sólo se da cuenta de todo el dolor que conlleva esa pena cuando algo termina, sobre todo cuando es algo definitivo y terminante. En cada etapa de nuestra vida más de una vez debemos decir adiós a alguien que hemos amado, cuando decimos adiós rompemos con todo el pasado y volvemos a ser tan libres como podamos.
-No pienses que tu vida acaba con el adiós-
Recordemos con amor y cariño todo aquello que hemos vivido, intentemos olvidar los adioses que nos han dicho y que también hemos dado nosotr@s mism@s. Todos los días supone un constante recomenzar en nuestra vida, nada parece eterno, nada parece para siempre.
Recuerda que sólo muere lo que no era verdadero.

Sigamos con nuestras vidas,
con cada caída nos volveremos a levantar.

La experiencia nos servirá para madurar. Es bueno guardar silencio cada día, para ver qué nos pasa y hacia donde queremos ir. Debemos aprender a cerrar capítulos para volver abrir otros nuevos, pero con más experiencias y menos fallos. Es bueno que siempre nos miremos al espejo y sepamos desear seguir con nuestra vida, progresar, madurar, luchar y disfrutar.
Recuerda que todos los seres humanos estamos hechos para vivir acompañados, y por muchos malos momentos que hayamos tenido, lo más hermoso es poder volver a empezar, y saber que entre nosotras y nuestra pareja no habrá adioses porque con seguridad habremos encontrado la persona justa para nosotras.
Recuerda que para probar la dulzura de la vida, habremos probado la amargura.
El AMOR SINCERO será lo único que te hará feliz, eso es algo que mereces, puedes lograrlo…

Que este  año sea para cada uno un  año  lleno de esperanza  y  sobre todo mucha  Fe, si  tuviste que  decir un  Adiós, quizá es un hasta luego  o  un hasta pronto, pero  si fue por algo mas que solo el  adiós, asume que todo  eso  conllevara que  debes aprender a convivir  con el, cada  dia  cada  instante de tu  vida, y que  ver a quien  tuviste que  decir  adiós dolerá  aun quizá un poco mas de lo pensado, pero si es  para comenzar de nuevo adelante que no estas  solo...
Hoy tendríamos  que estar hablando  las  fiestas  vividas, de las  anécdotas  que pasamos  pero este  tema  también es  importante para aquellos que siempre  están pendientes de algo  nuevo.

Este  tema  se  lo  dedico  a todos aquellos que  se  dejan  atar  con el  adiós... a vosotros que  algunas  veces os  atáis... poneros  delante el  Santísimo  allí  encontrareis  la  respuesta a todas  sus  dudas  allí, solo  allí,  podréis  descubrir lo maravilloso que  puede  ser  el  sentirse  hijo... te animas?
pues  creo que si  verdad ....para  vos  y por siempre   

11 comentarios:

  1. Para bien o para mal me ha tocado decir demasiadas veces adios a lugares o personas muy queridas: Algunas veces el adios ha sido definitivo ya que tuvieron que "irse" al encuentro del Padre, otras muchas veces ha sido porque la vida lo decidió, así que a empezar de nuevo, conocer a nueva gente y un nuevo lugar, esto me ha hecho más fuerte y me ha concienzado de que no se deben de echar raices en ningún sitio ni tener apegos exagerados con esas personas que quieres porque el mundo da muchas vueltas y las situaciones cambian, eso sí, jamás he olvidado a esas personas de las que me he tenido que distanciar y sigo en contacto con ellas y algunos de los lugares también los he visitado alguna vez.Saludos navideños

    ResponderEliminar
  2. Siempre el dolor al ser sensibles acongoja nuestra alma
    Como dice el escritor: por quien doblan las campanas en realidad por mi y mi dolor.

    Cariños

    ResponderEliminar
  3. Como siempre una maravillosa entrada llena de Reflexión y Meditaciones que engrandan el Alma.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Muy importante tu mensaje. Quienes hemos vivido algo hemos experimentado el dolor de la partida varias veces quizás. Lo que pude comprobar, en pocas palabras, son dos cosas: por un lado es humano querer eludir la muerte de uno o alguien querido (naturaleza humana) y por el otro, siempre Dios nos da los medios para afrontarlo. Mucho afecto va en mi saludo y los invito a visitar cuando quieran mis blogs para aportarme una opinión ya que crezco con ello. Mis afectos en este comentario!!

    ResponderEliminar
  5. Una serie de buenos pensamientos y buenas reflexiones, el decir adios es todo un punto de interrogación ya que no se sabe si se volverá a ver a la persona que se lo decimos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. A veces se complica, como en mi caso, decir adiós a quien se va a seguir viendo a menudo es posible si nos dejamos envolver en los buenos momentos vividos y en los buenos deseos para el porvenir de la persona que amamos y que nos dejó de elegir un día, a poner los zapatitos, que lleguen los reyes y sus regalos!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Buenisima reflexion. Las frases lo mismo.

    Feliz Año Nuevo y feliz dia de reyes..

    Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
  8. He tenido que pasar por la trizteza de decir adiós.

    Muy bella tu entrada y una maravillosa reflexión.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Padre, al leer el post, parece escrito para mi, que siempre estoy diciendo adiós a mis seres queridos, me ayuda rezar aunque a veces solo lloro y me ahogo, siendo imposible rezar, pero creo que ese dolor me ayuda a seguir en el camino, a ver, a creer. Tendré en cuenta el ejercicio que propone de ponerme frente al Santísimo.
    Por otro lado plantea el olvido, y aunque uno haya querido con todo su ser, como me ha pasado con mi padre, de quien por mas que busque y busque en mi memoria, prácticamente me he olvidado de su voz ...., no así de su afecto y de sus enseñanzas.

    ResponderEliminar
  10. En el dolor de las perdidas hemos de ser conscientes de un nuevo amanacer.


    Nada es injusto... es doloroso y en ese dolor siempre hay unh porqué?


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Las personas no mueren si quedan dentro nuestro :)

    ResponderEliminar

GRACIAS POR COMENTAR Y REZA POR MI