Entrada destacada

SIEMPRE HAY QUE CAMINAR ADELANTE

La vida no es fácil y siempre me despierto con la misma sensación: que por más que vea el vaso medio vacío, hay que seguir adelante. ¡Hay...

Seguidores

SEGUIDME

miércoles, 23 de febrero de 2011

CENA SOLIDARIDAD MANOS UNIDAS

Con el  fin de  colaborar  con nuestros  hermanos del Perú, queremos  invitar  a los que  quieran  participar  en  la  CENA  BENEFICA,   organizada por las  Señoras  de la Parroquia  de Nuestra Señora  del Carmen  en la  Poblacion de Marlofa  (Zaragoza). 

AYUDENNOS  A  AYUDAR  A LOS MAS  NECESITADOS 

Cena solidaridad

manos unidas

Lugar: Salón Parroquial de Marlofa

Hora 21:00 Día: Sábado 26

Donativo 10 €


Apuntarse aquí…

DECLARAMOS


􀀀 La Iglesia, a través de su Doctrina social, es perseverante en la defensa de la vida de los

más indefensos, los niños, y en la promoción de la familia como mejor contexto para el

nacimiento y el desarrollo de sus vidas.

Dios eligió nacer en una familia y se hizo niño como nosotros. Todo niño es imagen de Dios.

􀀀 La Declaración de los Derechos del Niño, de 1959, proclama que los niños tienen derecho

a crecer en el seno de una familia, a la atención médica, a la educación y, en todo

caso, a una protección especial.

􀀀 La Convención sobre los Derechos del Niño, aprobada en 1979, establece las normas universales

sobre la protección de la infancia y, sin embargo, los riesgos que la amenazan

siguen siendo muchos y muy complejos.

􀀀 Los ODM por los que hace diez años, 189 Estados se comprometieron a reducir la tasa de

la mortalidad infantil en dos terceras partes, antes del 2015. Es lo que el mundo reivindica

como el cuarto Objetivo de Desarrollo del Milenio.

Son tres compromisos internacionales de cuyo incumplimiento no se dan razones

convincentes y sí motivos para temer que falta voluntad para llevarlos a cabo.

NOS COMPROMETEMOS

􀀀 A seguir trabajando por un desarrollo humano integral y solidario y para acortar la distancia

entre los países menos desarrollados y los países ricos.

􀀀 A seguir contribuyendo a erradicar el hambre y la pobreza y a mejorar las condiciones

de vida de cada vez más personas.

􀀀 A luchar para reducir la mortalidad infantil y por una infancia sana y sin riesgos, a través de

proyectos cuyos objetivos sean la protección de los niños, la formación de la mujer, la capacitación

de personal sanitario y la creación de condiciones adecuadas para el desarrollo

de una vida digna.

􀀀 A seguir reclamando a nuestros poderes públicos y a otras instituciones que adopten

políticas de cooperación coherentes con la defensa de la vida desde la concepción hasta

el final natural, el derecho a la maternidad sana y saludable y la dignidad de los niños.

El amor preferencial por los pobres es una opción fundamental de la Iglesia,

que ella propone a todos los hombres de buena voluntad.

Y este amor tiene ante sí mucho trabajo al que Manos Unidas quiere contribuir,

porque nos impulsa a la denuncia, a la propuesta y al compromiso.

Los niños son el futuro de la sociedad.

Su manana es hoy y depende de nosotros

i

sábado, 19 de febrero de 2011

«Sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto»

PEQUEÑA  REFLEXION  DOMINICAL _
El cristianismo nos propone un ideal de vida elevado. Ese ideal antes que en consignas específicas se plasma en una persona: en Jesucristo. Él es la encarnación misma de Dios. Él es el camino y la puerta que nos permite acceder al corazón de Dios para entablar con Él una relación auténtica, que nos permita conocerle y conocernos para mejor amarle y amarnos a nosotros mismos y entre nosotros. El Antiguo Testamento invita los israelitas a imitar la santidad de Dios, Jesús nos exhortará a imitar su perfección, o –según la versión del evangelio de san Lucas– a imitar su misericordia. Esto sería pretencioso e inalcanzable si no se fundara en sus palabras y si no contáramos con la gracia de su Espíritu que lo hace posible.

CARIAD EN NUESTRA PARROQUIA.
En este  domingo  debemos  unirnos  a la CARIDAD  con  MANOS UNIDAS  una institucion que hace posible, la mejora de muchos que  hermanos  nuestros  que  viven  en situaciones  adversas,  ayundennos a  ayudar  a aquellos que  necesitan.
 

LOS ARCIPRETAZGOS DE ALAFON, EJEA Y GALLUR comprometidos con la justicia y la caridad par acon nuestros hermanos del PERU.


El proyecto se desarrolla en el distrito de Cabanillas, al sur de Perú. Es una zona pobre, con situaciones de pobreza extrema, con limitación para acceder a los servicios sociales básicos (salud y educación); con fuertes déficits en la alimentación y en la calidad de la vivienda, debido a sus limitaciones económicas y a su desconocimiento y deficiente capacidad para utilizar de forma adecuada los recursos disponibles.


El objetivo principal del proyecto es mejorar las condiciones productivas y las prácticas de nutrición y salud de 200 familias para conseguir una vida más sana, mejorando la disponibilidad de alimentos, el fortalecimiento de prácticas de nutrición y salud familiar, el mejorando las condiciones de sus viviendas y la promoción del consumo local de derivados lácteos.

FELICITACION:  Nos  unimos  con nuestra  oración  a la ordenación  Episcopal  de don Julian Ruiz  Martorell, que  se  llevara  acabo  el  5  de  mazo   en HUESCA,  le  deseamos  exite  en esta labor  pastoral que la  Santa Madre Iglesia   le  encomienda. 

LLAMADO:

Como  sabeis  parroquianos  seguimos  con la  obra de la  Cupula de la Patrona de nuestro pueblo  la Virgen del Castellar,  os  pedimos  junto al  consejo  economico  que nos  colaboreis  en esta  obra  que es  vuestra. Ojala  podamos  terminar  para  sus  fiestas  patronales...

miércoles, 16 de febrero de 2011

ORACIÓN DEL PADRE

AYÚDAME, SEÑOR, a comprender a mis hijos, a escuchar pacientemente lo que quieren decirme y a responderles todas sus preguntas con amabilidad.Evítame que los interrumpa, que les dispute o contradiga.

HAZME cortés con ellos para que ellos sean conmigo de igual manera. Dame el valor de confesar mis errores y de pedirles perdón cuando comprenda que he cometido una falta.

IMPÍDEME que lastime los sentimientos de mis hijos. Prohíbeme que me ría de sus errores o que recurra a la afrenta y a la mofa como castigo.

NO ME permitas que induzca a mis hijos a mentir y a robar. Guíame hora tras hora para que confirme, por lo que digo y hago, que la honestidad es fuente de felicidad.


MODERA, te ruego, la maldad en mí. Evítame que los incomode y cuando esté malhumorado, ayúdame, Dios mío, a callarme. Hazme ciego ante los pequeños errores de mis hijos y auxíliame a ver las cosas buenas que ellos hacen.

AYÚDAME a tratar a mis hijos como niños de su edad y no me permitas exigirles el juicio y convicciones de los adultos. facúltame para no robarles la oportunidad de confiar en sí mismos, pensar, escoger o tomar decisiones.

OPÓNTE a que los castigue para satisfacer mi egoísmo. Socórreme para concederles todos los deseos que sean razonables y apóyame para tener el valor de negarles las comodidades que yo comprendo que les harán daño.

HAZME justo y ecuánime, considerado y sociable para con mis hijos, de tal manera que ellos sientas hacia mí, estimación. Hazme digno, Señor, de que sea amado e invitado con mis hijos.

sábado, 12 de febrero de 2011

DOMINGO SEXTO TIEMPO ORDINARIO "A"

En este  domingo la palabra  de Dios, nuevamente  entra a nuestros hogares, nuevamente  nos  refuta, nuevamente nos llama a  reflexionar sobre  nuestras  vivencias  cotidianas, y  quiza  tambien  llamar las cosas por  su  nombre. El  libro  del Sirácida, la  Carta de San Pablo y en el Evangelio de hoy,    El Sermón de la Montaña lo predicó Jesucristo en los primeros meses de su Vida Pública y en él da la pauta de lo que sería la enseñanza que El venía a dar.   El centro de esta predicación del Señor es el Amor y la primacía de éste sobre la Ley.

Por eso deja claramente establecido que no ha venido a abolir la Ley antigua, sino a perfeccionarla.  De allí la insistencia en decir:  “Han oído ustedes que se dijo a los antiguos ... Pero yo les digo: ...”  Con este planteamiento, varias veces repetido, el Señor anuncia los perfeccionamientos más fundamentales que viene a introducir en la Nueva Ley.  Estos perfeccionamientos están basados más en el amor que en el cumplimiento de la Ley Antigua.  Y resultó que el amor terminó siendo  mucho más exigente que la Ley, que los israelitas de entonces  trataban de cumplir al pie de la letra.
Por supuesto, el contenido de este discurso impresionó a la gente que lo escuchó, pero dice San Mateo al final del Sermón de la Montaña que lo que más impresionó fue “su modo de enseñar, porque hablaba con autoridad y no como los maestros de la Ley que tenían ellos” (Mt. 7, 28).

Sería  bueno que  cada uno desde  su pronta de  ser  cristiano, osea  parte  Cristo, caminemos  siempre  siendo  hombres  de  Luz,  hombres que  buscamos la Verdad, una verdad que  el mismo  Cristo  nos  enseño, una  verdad que nos hara  libres, una verdad que nos  hara  ver un poco mas  de nuestras narices.  A veces los hombres  solo  vemos lo que nos  conviene,  lo que  no  molesta.... sin darnos cuenta que  la Verdad esta  en que Jesucristo: Vivio  en medio de nosotros,  por nosotros Murió, y sobre  todo  Resucito...

Por  tanto hermanos Jesucristo nos hizo  comprender que  el Cristiano  debe  y tiene que  ser  autentico  buscador  de  nuevos projimos para  ello  nos entregó, la libertad que es una virtud y un valor eminentemente cristiano.

Las lecturas de hoy se centran en esta libertad auténticamente cristiana. En la primera lectura el Sirácida recurre a imágenes para mostrar la responsabilidad del hombre en su obrar: "Fuego y agua he puesto ante ti, alarga la mano a lo que quieras. Ante el hombre están vida y muerte; lo que él quiera se le dará". Jesucristo en el Evangelio enfrenta la libertad con la elección de lo más propio y peculiar del cristianismo: "Habéis oído que se dijo...pero yo os digo...". 

Para comprender y vivir esta Nueva Ley que Jesús nos trae es necesario que el cristiano esté abierto y se deje penetrar de la Sabiduría Divina.  San Pablo sigue insistiendo en esto a lo largo de esta Primera Carta a los Corintios que hemos estado leyendo estos domingos, junto con el Sermón de la Montaña.
 
La justicia en Mateo significa, en primer lugar, el proyecto de Dios en Cristo (Mt 3,18), en segundo lugar, un nuevo orden humano y social según el plan de Dios: (Mt 5,6; 6,33; 21,32), y finalmente, con sentido ético, la rectitud y fidelidad a la voluntad de Dios.