Entrada destacada

SIEMPRE HAY QUE CAMINAR ADELANTE

La vida no es fácil y siempre me despierto con la misma sensación: que por más que vea el vaso medio vacío, hay que seguir adelante. ¡Hay...

Seguidores

SEGUIDME

viernes, 31 de diciembre de 2010

FIN DE AÑO.. BUEN AÑO DE PAZ Y TRABAJO

Siempre he tenido una gran confianza en los jóvenes:
¡son el futuro!
Están hechos para grandes ideales y saben seguirlos con radicalidad.
Lo que más les atrae es el descubrimiento de un evangelio
que se hace vida y que cumple lo que promete"
 
Es  fin de  año,  es un dia para  festejar?
es  un dia para  pensar?,
es un dia para  realizar nuestros balances....?
 
Que importante es  que las personas  sepamos que  tenemos  un norte y un  sur,
que aprendamos  apensar  y sobre  todo a valorar todo lo que  nos  rodea  en la sociedad,
En  este  año  os deseo lo mejor, que  no  perdais la  Esperanza de seguir  siendo  mejores,
y que  tengamos que  alguien  guia  nuestros pasos,
que  tengas  paz,  y  sobre todo trabajo que es lo que mas  necesitamos hoy en dia.

domingo, 26 de diciembre de 2010

COMO DEBEMOS VIVIR LA NAVIDAD

Cardenal: Debemos vivir la navidad de modo auténtico, no desfigurarla


Hay que entregar con claridad el mensaje, y esto, primeramente en las familias, si en las familias no sentimos que el Señor entra en los hogares, qué les podemos transmitir a los niños, si en nuestra sociedad no entra el Señor de la vida, qué instrumentos de muerte espiritual les estamos dando para que se llenen de odios, de rencores. La familia es el espacio donde el Señor quiere nacer. Una sociedad que se dice católica y cristiana es el espacio donde tiene que verse y notarse su presencia. Compartir la alegría sí, pero no la alegría de un momento, la alegría que hay que cultivar día tras día para ir eliminando esos focos de violencia, de crimen, de asalto, para ir eliminando todo lo que significa muerte. Que no nos acostumbremos jamás a ver signos de muerte como los que se van multiplicando en nuestra ciudad. Que seamos capaces de despertar a los signos de vida en lo sencillo y en lo humilde, como lo quiere nuestro Dios y como lo ha practicado y lo sigue practicando a través nuestro, a través de su Iglesia.

Queridos hermanos y hermanas:

La alegría de este Cristo que llega, que viene a nosotros, que viene a compartir este día de hoy con todos ustedes, fieles de la arquidiócesis de Santa Cruz, hermanos que desde otras partes del país también quieren sentir no alegrías pasajeras, sino la alegría auténtica de saber que el Señor está, que el Señor viene, que el Señor se acerca para que nosotros podamos estar con Él, acercarnos a Él y gozar también de su presencia; ese es el fruto DE LA NAVIDAD. Si esto no lo sentimos y experimentamos corremos el riesgo de pasar días muy bonitos, con mucha música bella, con muchos regalos esplendorosos, pero con el alma vacía, con el alma sin Dios. Cuando el alma y el corazón están sin Dios, las familias, los pueblos, las sociedades se alejan cada vez más del Dios de la vida.

Dios no busca el espectáculo, hace su gran obra desde lo sencillo

Una cosa tan grande, Dios no lo piensa como un espectáculo para llamar la atención, lo va realizar y lo va a pensar siempre en lo que se llama el “Misterio de la sencillez”, a través de lo más sencillo, a través de lo más humilde. Y ahí está el profeta Miqueas, hablándole a Belén, porque entre todas las aldeas eres la más pequeña, de Ti va a salir el Salvador, aquél que va a gobernar a su pueblo porque es la más pequeña, no busca las grandes ciudades, ni los grandes Imperios, ni le gusta hacer también espectáculos que asusten o llamen la atención, o hagan un cambio meramente de miedo artificial.

De Ti que eres la aldea más pequeña, eso es lo humilde, de ahí va a salir el Salvador para su pueblo. El los abandona por un tiempo, pero todo esto se va a cumplir cuando la mujer que está esperando un hijo de a luz, porque El va ser aquel que va a gobernar a su pueblo desde tiempos inmemorables. El signo que le da la espereza, es una mujer. Una mujer que está esperando y ella va a dar un hijo, y ese es el hijo que prometió Dios, para que nosotros seamos salvados, no sólo aquellos que estuvieron cerca, sino todos los pueblo y todas las naciones, salvados en el espíritu, salvados de todo aquellos que nos acongoja, que nos mata, que nos condena vivir siempre en la amargura.

El se va a levantar para gobernar con poder y majestad. Y lo va ser cuando se reúnan todos los hermanos en un solo cuerpo. Aquella promesa que iba a terminar con las divisiones del pueblo de Israel; divisiones fuertes, confrontaciones fuertes, parecidas o peores a los que nos toca vivir en nuestros tiempos, sin embargo El Señor promete que El va estar gobernado con poder y majestad hasta que se construya la paz, y puedan vivir siempre en paz; es la promesa que hace el Señor a través del profeta.

Pueblo pequeño, un niño que va a nacer, una mujer que está esperando, El deseo del Señor que se unan los pueblos, que se reencuentren como hermanos, valores que solo son posible cultivarlos y encontrarlos en quienes realmente comprenden al Dios grande, hermoso, El Dios de la vida que se manifiesta poco a poco a través de lo más humilde, de los más sencillo.

Dios no quiere como regalo sacrificios y ofrendas materiales, su Hijo es la mejor ofrenda

En la carta a los hebreos el Señor nos va recordar que su Padre ya no quiere sacrificios, ya no quiere holocaustos, ofrendas materiales, que a El le ha dado un cuerpo, para que venga como está escrito en la ley, que venga a cumplir su voluntad, a realizar todo eso que El padre ha soñado, a través del humilde cuerpo del Señor y diga también la grandeza del poder de nuestro Dios, para terminar con las cosas absurdas, con las cosas que esclavizan, con cosas que no nos permite levantar nuestro corazón hacia el Dios de la alegría y de la paz.

El vendrá en la humildad de su cuerpo humano. No manda espíritu, regiones de ángeles. Manda a alguien que asuma nuestra corporeidad, que asume lo que somos nosotros, para decirnos está es la forma que Dios para terminar con el pecado, el pecado es lo malo, y el pecado no se borra, ni ofreciendo animales, ni ofreciendo cosas. El Pecado es el que nos lleva a veces a depredar la naturaleza para tener contentos a esos Dioses que dicen que nos están amenazando con una sequia universal. El pecado se borra, no matando la naturaleza ni las cosas que tiene la naturaleza, sino dejando que El Señor entre y traiga la salvación y traiga la libertad, el amor y la verdad para todos.

Ahora que se habla tanto de la defensa de la tierra, ahora que están buscando quienes son los culpables de todo lo que va a acontecer, ahora que se gastan horas y horas en discursos para estar contradiciéndose. Sería ver está manera humilde y sencilla de nuestro Dios. El quiere que la naturaleza ni siquiera la deprede para llevarle regalos a El. El nos invita aceptar su manera, hacernos grandes en la persona de Cristo, hacernos crecer como creció Cristo, hacernos realmente hombres y mujeres que dejan que el ambiente se apara todos, y que no sea acaparado sólo para algunos.

Y en el evangelio, vuelve a repetirse la sencillez y la humildad. María acaba de saber que va ser la Madre de Dios. Y va con prontitud a una ciudad donde está su prima Isabel. Con prontitud, va corriendo, no llama a los medios de comunicación para decirles miren “Yo soy la reina, yo soy cualquier cosa grande, nada!” Ella corre a buscar a su prima, otra mujer, dos mujeres que se encuentran lo más sencillo y lo más grande a la vez, lo más tierno y lo más sublime. Dos mujeres en cinta que se encuentran para manifestarse que llegó el tiempo en que Dios cumplía su promesa, sin palabras, sin discursos, entra María y saluda a su prima, y su prima llena del espíritu, llena de la vida que María traía en su vientre, le contagia a su hijo, a Juan que está también en el vientre de Isabel, y salta de gozo, de alegría porque se va cumpliendo la promesa auténtica de las grandes maravillas que hace El Señor.

Navidad es encuentro, para vivirlo a semejanza del encuentro de María e Isabel

Isabel entonces inspirada por el Espíritu Santo, va a comenzar hacer la alabanza “BENDITA TU ENTRE TODAS LAS MUJERES” primera constatación, ver que El Señor se preocupa de la condición del la mujer. Bendita Tú entre todas las mujeres, tu condición ha hecho que se haga grandes cosas en Ti y bendito el fruto de tu vientre, dos cosas que van totalmente unidas, dos cosas que en María, la Virgen se ha hecho realidad. Dos cosas que deberían hacerse realidad también hoy en todos nuestros creyentes, absolutamente en todos, pero de manera especial cuando se habla de la dignidad de la mujer. El Señor no niega la condición, es humilde, en sencilla, es mujer de campo, pero es bendita, porque lleva a Jesus en su vientre, lleva Al Salvador en el vientre, de donde a mi le dice a Isabel, que venga a visitarme la Madre de mi Señor, otra alabanza, otra constatación de fe. Isabel reconoce que ese niño que hay en el vientre de María, es el Señor, no hay duda para ella, de donde a mí que venga, la Madre de mi Señor a visitarme, es una profesión de fe, no lo ha visto, no ha nacido todavía, pero el Espíritu le da a Isabel esta capacidad de constatar que la presencia del Señor, del Señor de la Historia y de la vida, del Señor que libera desde el corazón y del espíritu, El Señor que no necesita hacer cosas espectaculares, para hacerse conocer con lo demás, Ese Señor ha llegado a visitar a un pueblo, a una región montañosa, ahí está María con su Hijo, ahí está Isabel con su hijo Juan.

Apenas escuche tu saludo, el niño saltó de gozo en mi vientre, otra constatación de fe, El niño salto de gozo, El que iba ser el precursor, El que iba ser la voz que clama en el desierto, El que tenía que preparar los caminos para EL Señor, se adelanta y lo visita y le da esos ánimos, esa fuerza, salta de gozo, de alegría de acción de gracia, porque sabe que su Misión que ya le tenían señalada, será una misión para completar este extraordinario encuentro de Dios con los hombres, con la humanidad.

El fruto del encuentro entre personas es el compartir lo que se recibe de Dios

Y sigue todavía Isabel “Dichosa la que ha creído, que se cumpliría la promesa que el Señor había hecho” dichosa la que ha creído, feliz porque tienes fe, feliz porque has puesto tu al servicio de Dios, feliz eres Tu llena de gracia, llena de felicidad, feliz porque a través tuyo estamos recibiendo al Salvador del Mundo.

Este es el menaje que este domingo se nos presenta, de manera muy cercana realizada de una persona de la Virgen María. Hacía apenas un mes, ni siquiera hace unos quince días hemos celebrado la fiesta de nuestra Mamita de Cotoca, y hemos visto que ella también presurosa ha salido al encuentro de su pueblo, de ese pueblo que ha peregrinado, de ese pueblo que ha rezado, que tomo en serio las palabras con que ella nos invitaba a encontrarnos con su Hijo y a encontrarnos entre nosotros.

Una Navidad sin encontrar al Hijo y una Navidad sin encontrar al otro auténticamente y profundamente es una navidad vacía, una Navidad sin Dios, una Navidad que pueda a lo mejor llenarnos de carcajadas inútiles, pero que la amargura y el dolor seguirá reinando para ser caldo propicio de todos lo que quieren amargura y dolores en este mundo.

Debemos vivir la navidad de modo auténtico, no desfigurarla

Una cosa tan grande y bella, corre el riesgo de ser desfigurada, cuando aún nosotros creyente, y cuando digo nosotros nos incluimos también nosotros los padrecitos y a veces las madrecitas y todos pensamos que la navidad es sólo de los niños, a ellos les exigimos que adoren al Señor, a ellos les invitamos a que canten al Señor, a ellos los uniformamos para que vayan por un lado por otro a recibir su regalito. A ellos estamos infantilizando la navidad, y la Navidad no es sólo de los niños, es para ellos por supuesto de manera especial, pero como signo de nuestra solidaridad, como signo de nuestro compartir de adultos y lo primero que tenemos que compartir no son tanto los juguetes y los regalos y los panteones, lo que tenemos que compartir es la capacidad de comprensión, la capacidad de decir nosotros también hemos aceptado al Señor, también el Señor viene para nosotros, porque en nosotros está la decisión de muchas cosas en esta vida. Los adultos decidimos todo, muchas veces para que haya dolor y sufrimiento y a los niños los conformamos con un carrito, con un pedazo de pan, con una pastilla. No podemos ni tenemos derecho a infantilizar la navidad; la navidad para el pueblo que andaba en tinieblas, que vio una gran luz; la navidad es para un pueblo que sufría por la opresión extranjera, que le da la capacidad de reunirse y vivir en paz. La Navidad es capacidad de comprender que nuestro Dios no arregla las cosas a palos, sino que nos manda lo más humilde, lo más sencillo y lo hace a través de una mujer que representa todo lo tierno y todo lo bueno que tiene la humanidad.

Hay que entregar con claridad el mensaje, y esto, primeramente en las familias, si en las familias no sentimos que el Señor entra en los hogares, qué les podemos transmitir a los niños, si en nuestra sociedad no entra el Señor de la vida, qué instrumentos de muerte espiritual les estamos dando para que se llenen de odios, de rencores. La familia es el espacio donde el Señor quiere nacer. Una sociedad que se dice católica y cristiana es el espacio donde tiene que verse y notarse su presencia. Compartir la alegría sí, pero no la alegría de un momento, la alegría que hay que cultivar día tras día para ir eliminando esos focos de violencia, de crimen, de asalto, para ir eliminando todo lo que significa muerte. Que no nos acostumbremos jamás a ver signos de muerte como los que se van multiplicando en nuestra ciudad. Que seamos capaces de despertar a los signos de vida en lo sencillo y en lo humilde, como lo quiere nuestro Dios y como lo ha practicado y lo sigue practicando a través nuestro, a través de su Iglesia.

Feliz tú porque has creído. Qué hermosa alabanza para una comunidad, feliz tú, Iglesia de Santa Cruz, porque has creído, feliz tu, Bolivia, porque has creído, y así podríamos ampliar el horizonte, porque la fe auténtica trae felicidad, la fe en el Dios de la vida trae vida, la fe en el Dios esperanza cultiva la esperanza; la fe en el Dios del amor hace que desaparezcan los odios, la fe en este Dios que viene humildemente para instaurar la paz definitivamente es lo que tenemos que desear y lo que tenemos que pedir en estos pocos días que nos quedan para celebrar la Navidad.

Con la Iglesia tenemos que decir que el pueblo se prepare con entusiasmo no para quemar cohetes y hacer ruidos, sino para dejar que en el silencio del corazón entre el Dios de la vida, el Dios de la salvación, el Dios que termina con todo lo malo en nuestras personas, en nuestras sociedades. AMEN!
Card. Julio Terrazas  BOLIVIA

sábado, 25 de diciembre de 2010

Carta de un hijo a todos los padres del mundo”.

“No me grites
Te respeto menos cuando lo haces. Y me enseñas a gritar a mí también y yo no quiero hacerlo.
Trátame con amabilidad y cordialidad igual que a tus amigos


Que seamos familia, no significa que no podamos ser amigos.
Si hago algo malo, no me preguntes por qué lo hice
A veces, ni yo mismo lo sé.
No digas mentiras delante de mí, ni me pidas que las diga por ti (aunque sea para sacarte de un apuro). Haces que pierda la fe en lo que dices y me siento mal.
Cuando te equivoques en algo, admítelo


Mejorará mi opinión de ti y me enseñarás a admitir también mis errores.


No me compares con nadie, especialmente con mis hermanos
Si me haces parecer mejor que los demás, alguien va a sufrir (y si me haces parecer peor, seré yo quién sufra).


Déjame valerme por mí mismo
Si tú lo haces todo por mí, yo no podré aprender.


No me des siempre órdenes
Si en vez de ordenarme hacer algo, me lo pidieras, lo haría más rápido y más a gusto.
No cambies de opinión tan a menudo sobre lo que debo hacer
Decide y mantén esa posición.
Cumple las promesas, buenas o malas
Si me prometes un premio, dámelo, pero también si es un castigo.


Trata de comprenderme y ayudarme
Cuando te cuente un problema no me digas: "eso no tiene importancia..." porque para mí sí la tiene.
No me digas que haga algo que tú no haces


Yo aprenderé y haré siempre lo que tú hagas, aunque no me lo digas. Pero nunca haré lo que tú digas y no hagas.


No me des todo lo que te pido


A veces, sólo pido para ver cuánto puedo recibir.
Quiéreme y dímelo


A mí me gusta oírtelo decir, aunque tú no creas necesario decírmelo”

viernes, 24 de diciembre de 2010

VILLANCICOS ENGANCHES

BIENAVENTURANZAS DE LA NAVIDAD

Bienaventurada sea la Navidad,

porque nos trae la paz que el mundo no nos da

Bienaventurada sea la Navidad,

porque la fe es camino para llegar a Dios

Bienaventurada sea la Navidad,


porque lo grande lo convierte en pequeño


Bienaventurada sea la Navidad,


porque una estrella ilumina el firmamento


Bienaventurada sea la Navidad,


porque Dios toma la forma de humano


Bienaventurada sea la Navidad,


porque las distancias se acortan


Bienaventurada sea la Navidad,


porque el corazón del hombre se ennoblece


Bienaventurada sea la Navidad,

porque los adversarios se dan la mano

Bienaventurada sea la Navidad,

porque el amor desciende a la tierra

Bienaventurada sea la Navidad,

porque los sencillos ven a Dios

Bienaventurada sea la Navidad,

porque los pobres son ricos

Bienaventurada sea la Navidad,


porque el silencio habla del Misterio de Dios

Bienaventurada sea la Navidad,


porque la tensa calma, nos trae un acontecimiento: Jesús


Bienaventurada sea la Navidad,


porque un Niño nos enseña el camino para ser felices: Dios

Bienaventurada sea la Navidad,


porque, al nacer Jesús, es la Noche Buena más importante del año

Bienaventurada sea la Navidad,


porque unos pastores nos enseñan su riqueza: la bondad

Bienaventurada sea la Navidad,


porque unos reyes nos indican su realeza: sólo Dios es rey

FELIZ NAVIDAD   PARA  TODOS  AMIGOS 

QUE  EL  NIÑO  JESUS  HABITE EN  VUESTROS  CORAZONES
Y  OS  HAGA SER  OTROS  NIÑOS  PENSANTES

martes, 21 de diciembre de 2010

EL SUEÑO DE MARIA

"Tuve un sueño José. No lo pude comprender, realmente no, pero creo que se trataba del nacimiento de Nuestro Hijo. Creo que sí, era acerca de eso.

La gente estaba haciendo los preparativos con seis semanas de anticipación.

Decoraban las casas y compraban ropa nueva. Salían de compras muchas veces y adquirían elaborados regalos. Era muy peculiar, ya que los regalos no eran para nuestro Hijo. Los envolvían con hermosos papeles y los ataban con preciosos moños, y todo lo colocaban debajo de un árbol.

Sí, un árbol, José, dentro de sus casas. Esta gente estaba decorando el árbol también. Las ramas llenas de esferas y adornos que brillaban. Había una figura en lo alto del árbol. Me parecía ver un ángel. ¡Oh! era verdaderamente hermoso.

Toda la gente estaba feliz y sonriente. Todos estaban emocionados por los regalos, se los intercambiaban unos con otros. José, no quedó alguno para nuestro Hijo.

Sabes? creo que ni siquiera lo conocen, pues nunca mencionaron su nombre. ¿No te parece extraño que la gente se meta en tantos problemas para celebrar el cumpleaños de alguien que ni siquiera conocen?

Tuve la extraña sensación de que si nuestro hijo hubiera estado en la celebración hubiese sido un intruso solamente. Todo estaba tan hermoso, José, y todo el mundo tan feliz; pero yo sentí enormes ganas de llorar. Qué tristeza para Jesús, no querer ser deseado en su propia fiesta de cumpleaños.

Estoy contenta porque sólo fue un sueño. Pero qué terrible José, si eso hubiese sido realidad."
Autor desconocido.


Quisiera que esta navidad me permitas entrar a tu vida, que reconocieras que hace dos mil años vine a este mundo para dar mi vida por ti en la cruz y de esta forma poder salvarte. Hoy sólo quiero que tú creas esto con todo tu corazón ...

Voy a contarte algo,he pensado que como muchos no me invitan a la fiesta que han hecho, yo voy a hacer mi propia fiesta grandiosa como jamás nadie se ha imaginado, una fiesta espectacular. Todavía estoy haciendo los últimos arreglos, estoy enviando muchas invitaciones y hoy hay una invitación especialmente para ti.

Sólo quiero que me digas si quieres asistir, reservaré un lugar y escribiré tu nombre, en mi gran lista de invitados con previa reservación y... se tendrán que quedar afuera aquellos que no contesten a mi invitación...Prepárate porque cuando todo esté listo el día menos esperado daré la gran fiesta...

lunes, 20 de diciembre de 2010

La Navidad no es cuento

Esta  nueva  semana  quiero  aprovechar este  texto maravilloso,  con referencia a la  navidad,  y creo que  los  haré mios  con la autorización  del  autor, y sabéis, este  sera mi  sermón de la noche  buena,  que  os parece  sugerencias  recibo.
Que bueno  verdad  amigos, llego el  tiempo esperado DIOS CON NOSOTROS   esta  ya  cerca, espero que todos estemos preparados para  recibir a este  maravilloso la buena noticia de  del  VERBO ENCARNADO en la humanidad,  hagamos un  lugar en nuestro  hogar, en nuestras  vidas, y en nuestros  corazones, abramos  los  ojos y  los  oídos de nuestro  corazón.
No tengáis  miedo de  sentir  el amor de Dios, el  vino  hacia  nosotros, el vino a estar junto a  nosotros, él no eligió a las personas, simplemente  vino  a estar
El problema  grande  del hombre de hoy es  si quiere  dejarlo estar  junto a nosotros....
Sigamos caminando sin  desfallecer que Dios nos nos  abandona  REMA  MAR  ADENTRO  sin caerte  y si  te  caes  vuelve a  levantarte, ahí esta el detalle de  nuestra  convivencia de nuestra  vivesa de ser  hijos de Dios.

LA  NAVIDAD  NO ES  UN  CUENTO
Alguien me acercó un cuento de Navidad que leyó en alguna parte. Lo contaré a continuación porque realiza un hermoso viaje al corazón de Jesús niño.
Se dice que, cuando los pastores se alejaron y la quietud volvió, el niño del pesebre levantó la cabeza y miró la puerta entreabierta. Un muchacho joven, tímido, estaba allí, temblando y temeroso.
-Acércate -le dijo Jesús- ¿Por qué tienes miedo?
-No me atrevo… no tengo nada para darte.
-Me gustaría que me des un regalo -dijo el recién nacido.
El pequeño intruso enrojeció de vergüenza y balbuceó:
-De verdad no tengo nada… nada es mío; si tuviera algo, algo mío, te lo daría… mira.
Y buscando en los bolsillos de su pantalón andrajoso, sacó una hoja de cuchillo herrumbrada que había encontrado.
-Es todo lo que tengo, si la quieres, te la doy…
-No -contestó Jesús- guárdala. Querría que me dieras otra cosa. Me gustaría que me hicieras tres regalos.
-Con gusto -dijo el muchacho- pero ¿qué?
-Ofréceme el último de tus dibujos.
El chico, cohibido, enrojeció. Se acercó al pesebre y, para impedir que María y José lo oyeran, murmuró algo al oído del Niño Jesús:
-No puedo… mi dibujo es «remalo»… ¡nadie quiere mirarlo…!
-Justamente, por eso yo lo quiero… siempre tienes que ofrecerme lo que los demás rechazan y lo que no les gusta de ti. Además quisiera que me dieras tu plato.
-Pero… ¡lo rompí esta mañana! - tartamudeó el chico.
-Por eso lo quiero… Debes ofrecerme siempre lo que está quebrado en tu vida, yo quiero arreglarlo… Y ahora - insistió Jesús- repíteme la respuesta que le diste a tus padres cuando te preguntaron cómo habías roto el plato.
El rostro del muchacho se ensombreció; bajó la cabeza avergonzado y, tristemente, murmuró:
-Les mentí… Dije que el plato se me cayó de las manos, pero no era cierto… ¡Estaba enojado y lo tiré con rabia!
-Eso es lo que quería oírte decir -dijo Jesús- Dame siempre lo que hay de malo en tu vida, tus mentiras, tus calumnias, tus cobardías y tus crueldades. Yo voy a descargarte de ellas… No tienes necesidad de guardarlas… Quiero que seas feliz y siempre voy a perdonarte tus faltas. A partir de hoy me gustaría que vinieras todos los días a mi casa. (Ariel David Busso)

sábado, 18 de diciembre de 2010

PENSANDO EN LA CERCANIA DE DIOS

Las realidades mas grandes y mas bellas, tanto más las tendrás cuanto menos las poseas y retengas.
Si quieres tener el mar, contemplalo, y abre tus manos en sus aguas y todo el mar estara en ellas...; porque si cierras tus manos para retenerlo, se quedaran vacias.


Si quieres tener un amigo peregrino, dejalo marchar y lo tendras..., porque si lo retienes para poseerlo,  lo estaras perdiendo  y tendras un prisionero.

Si quieres tener el viento, extiende tus brazos y abre tus manos y todo el viento sera tuyo...;
porque si quieres retenerlo te quedaras sin nada.
 
Si quieres tener a tu hijo, dejalo crecer,  dejalo partir, y que se aleje,  y lo tendras maduro a su regreso...; porque si lo retienes poseido lo pierdes para siempre.

Si quieres tener el sol y gozar de su luz maravillosa abre los ojos y contempla...;
porque si los cierras para retener la luz que ya alcanzaste
te quedaras a oscuras.
Si quieres vivir el gozo de tener, liberate de la mania de poseer y retener.

Goza de la mariposa que revolotea, goza del rio que corre huidizo, goza de la flor que se abre cara al cielo..., goza teniendo todo sin poseerlo ni retenerlo.
¡Solo asi gozaras de la vida, sabiendo que la tienes sin poseerla, dejandola correr sin retenerla!

CUARTO  DOMINGO DE  ADVIENTO  2010

Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa "Dios-con-nosotros"


La celebración del año litúrgico nos quiere hacer vivir la vida de Jesús a lo largo del año. El Adviento es ese tiempo que nos quiere preparar para vivir y celebrar mejor el gran acontecimiento: la entrada de Dios humano en nuestra historia. No se trata de un simple recuerdo es algo mucho más profundo. Se trata de que esa realidad de Dios humanado sea una luz que nos ilumine y nos despierte de nuestro letargo en este caminar de cada día Es triste ver la falta de esperanza que nos rodea. Crisis económica, crisis de valores, crisis de familias, de relaciones entre padres e hijos, entre esposos y parejas.

Yo pienso en tantas familias que les falta lo más necesario para vivir. Pienso en tantos niños que se preguntan porque no tienen ellos algo de lo que a otros les sobra. Como seguidores del Dios humanado tenemos que procurar que lo que está de nuestra parte sea una pequeña luz y que intente procurar llevar un rayo de esperanza a tantos hermanos nuestros que la tienen muy apagada.

El Papa Benedicto XVI acaba su encíclica sobre la esperanza afirmando que Jesuscristo es ciertamente la luz por antonomasia, el sol que brilla sobre todas las tinieblas de la historia. Pero añade que para llegar hasta él necesitamos también luces próximas, personas que dan luz reflejando la luz de Cristo. María es una de estas luces. Ella es una estrella de esperanza. Ella que con su aceptación abrió la puerta de nuestro mundo a Dios mismo, porque en ella el Hijo de Dios se hizo carne, se hizo uno de nosotros y, como dice el Evangelio de San Juan, “acampó entre nosotros”.


Oración de alegre expectativa

Oh Cristo bueno y generoso,
naciste alejado de las sedes del poder,
apartado de todo, en medio de los pobres.

Pero desde un comienzo tan humilde
llevaste la gracia de Dios, tu Padre,
hasta los confines de la tierra.

Ven y bendícenos en este tiempo de espera.
Ahora mismo sentimos tu presencia,
y algo en nuestro interior salta de gozo.

Así como María fue al encuentro de Isabel,
vayamos al encuentro de la gente
que conocemos
a compartir el gozo de tu venida.

Así como Isabel exclamó con gozo
y admiración,
exclamemos también nosotros que creemos
en la presencia de Dios entre nosotros
cuando menos la esperamos,
y en los lugares menos esperados.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amen.

HUMOR

Va un cura corriendo porque lo persigue un león de repente el cura se arrodilla y dice:

- Señor, te pido que este león se vuelva cristiano.
El león se arrodilla y dice:


- Señor, bendice estos alimentos que voy a consumir.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

ORACION DEL PADRE

AYÚDAME, SEÑOR, a comprender a mis hijos, a escuchar pacientemente lo que quieren decirme y a responderles todas sus preguntas con amabilidad.Evítame que los interrumpa, que les dispute o contradiga.


HAZME cortés con ellos para que ellos sean conmigo de igual manera. Dame el valor de confesar mis errores y de pedirles perdón cuando comprenda que he cometido una falta.


IMPÍDEME que lastime los sentimientos de mis hijos. Prohíbeme que me ría de sus errores o que recurra a la afrenta y a la mofa como castigo.


NO ME permitas que induzca a mis hijos a mentir y a robar. Guíame hora tras hora para que confirme, por lo que digo y hago, que la honestidad es fuente de felicidad.

MODERA, te ruego, la maldad en mí. Evítame que los incomode y cuando esté malhumorado, ayúdame, Dios mío, a callarme. Hazme ciego ante los pequeños errores de mis hijos y auxíliame a ver las cosas buenas que ellos hacen.

AYÚDAME a tratar a mis hijos como niños de su edad y no me permitas exigirles el juicio y convicciones de los adultos. facúltame para no robarles la oportunidad de confiar en sí mismos, pensar, escoger o tomar decisiones.

OPÓNTE a que los castigue para satisfacer mi egoísmo. Socórreme para concederles todos los deseos que sean razonables y apóyame para tener el valor de negarles las comodidades que yo comprendo que les harán daño.

HAZME justo y ecuánime, considerado y sociable para con mis hijos, de tal manera que ellos sientas hacia mí, estimación. Hazme digno, Señor, de que sea amado e invitado con mis hijos.

lunes, 13 de diciembre de 2010

DESTELLOS PARA LA VIDA

El Evangelio de ayer no invito a vivir con intensidad el mensaje de la venida del Hijo de Hombre, ello nos invita a ser mas concecuentes con aquello que creemos y queremos descubir, Juan el Bautista, llamado el precursor, llamado a ser el que hace un lugar en el mundo para que Jesus, el Mesias Esperado, tenga un lugar preparado en medio del mundo.
Preparemos este tiempo de Adviento con Esperanza, y sobre todo con mucha paciencia; sabemos muy bien que los caminos en medio del mundo, son dificiles de sobrellevarlos; a pesar de todo es necesario que descubramos el mensaje de este Dios de la Vida, Dios es amor y ese Amor quiere entrar a Formar parte de cada uno de conosotros y sobre todo de nuestra Familia, no dudedemos de este amor que es misericordioso y no asi rencoroso y justiciero, ese no es Dios, ese es el lado opuesto de los hombres.
Pues nada a descubrir y caminar sin miedo que Dios nos Ama y nos amara siempre.

Agrego un poema bello de Charles Chaplin de ese famoso comico que nos enseña en la sencilles de nuestro existir el camino verdadero.
La vida es una obra de teatro que no permite ensayos...

Por eso, canta, ríe, baila, llora
y vive intensamente cada momento de tu vida...
...antes que el telón baje
y la obra termine sin aplausos.

¡Hey, hey, sonríe!
más no te escondas detrás de esa sonrisa...
Muestra aquello que eres, sin miedo.
Existen personas que sueñan
con tu sonrisa, así como yo.

¡Vive! ¡Intenta!
La vida no pasa de una tentativa.
¡Ama!
Ama por encima de todo,
ama a todo y a todos.
No cierres los ojos a la suciedad del mundo,
no ignores el hambre!

Olvida la bomba,
pero antes haz algo para combatirla,
aunque no te sientas capaz.

¡Busca!
Busca lo que hay de bueno en todo y todos.
No hagas de los defectos una distancia,
y si, una aproximación.

¡Acepta!
La vida, las personas,
haz de ellas tu razón de vivir.

¡Entiende!
Entiende a las personas que piensan diferente a ti,
no las repruebes.
¡Eh! Mira...

Mira a tu espalda, cuantos amigos...
¿Ya hiciste a alguien feliz hoy?
¿O hiciste sufrir a alguien con tu egoísmo?

¡Eh! No corras...
¿Para que tanta prisa?
Corre apenas dentro tuyo.
¡Sueña!
Pero no perjudiques a nadie y
no transformes tu sueño en fuga.

¡Cree! ¡Espera!
Siempre habrá una salida,
siempre brillará una estrella.

¡Llora! ¡Lucha!
Haz aquello que te gusta,
siente lo que hay dentro de ti.

Oye...
Escucha lo que las otras personas
tienen que decir, es importante.
Sube...
Haz de los obstáculos escalones
para aquello que quieres alcanzar.
Mas no te olvides de aquellos
que no consiguieron subir
en la escalera de la vida.

¡Descubre!
Descubre aquello que es bueno dentro tuyo.
Procura por encima de todo ser gente,
yo también voy a intentar.

¡Hey! Tú...
ahora ve en paz.
Yo preciso decirte que... TE ADORO,
simplemente porque existes.
Charles Chaplin

sábado, 11 de diciembre de 2010

no culpes a nadie

Nunca te quejes de nadie, ni de nada, porque fundamentalmente tú has hecho lo que querías en tu vida.


Acepta la dificultad de edificarte a ti mismo y el valor de empezar corrigiéndote. El triunfo del verdadero hombre surge de las cenizas de su error.

Nunca te quejes de tu soledad o de tu suerte, enfréntala con valor y acéptala. De una manera u otra es el resultado de tus actos.
No te amargues por tu propio fracaso ni se lo cargues a otro. acéptate ahora o seguirás justificándote como un niño. Cualquier momento es bueno para comenzar, y ninguno es tan terrible como para claudicar.

No olvides que la causa de tu presente es tu pasado, así como la causa de tu futuro será tu presente.
Aprende de los audaces, de los fuertes, de quien no acepta situaciones. Piensa menos en tus problemas y más en tu labor, y éstos desaparecerán.

Aprende a nacer desde el dolor y a ser más grande que el más grande de los obstáculos, mírate en el espejo de ti mismo y serás libre y fuerte y dejaras de ser un títere de las circunstancias. Porque tú mismo eres tu destino.
Levántate y mira el sol por las mañanas y respira la luz del amanecer. Tú eres parte de la fuerza de tu vida, ahora despiértate. lucha, camina, decídete y triunfarás en la vida; nunca pienses en la suerte, porque la suerte es el pretexto de los fracasados.

DIEZ REFLEXIONES DEL ADVIENTO

1. El Adviento nació en España: El primer dato histórico relativo a un período de preparación para la Navidad –que es el Adviento– se puede encontrar en las actas del Concilio de Zaragoza en el año 380. Durante los días 17 a 25 de diciembre, los cristianos debían asistir a la iglesia todos los días, preparándose para la celebración del nacimiento del Señor.
2. Francia lo aceptó: El Concilio de Macon, en el año 581, aplicó las normas litúrgicas de cuaresma al periodo entre el 11 de noviembre y Navidad (unos cuarenta días, como la cuaresma). San Cesáreo de Arles, medio siglo antes, ya había pronunciado las primeras homilías de Adviento que se han conservado hasta ahora.
3. En Alemania nació la corona de Adviento: Una corona con cuatro velas, que se van encendiendo, una a una, los cuatro domingos de Adviento.
4. El tercer domingo de Adviento, el sacerdote se viste de rosa. La razón es que ese domingo es el domingo “Gaudete” (en latín, “alegraos”). Sin ser aún un domingo navideño, ya está avisando de que está cercana la Navidad, para que los cristianos nos alegremos. Si el sacerdote no utiliza la casulla anaranjada para el domingo “Gaudete”, quizá sea porque la parroquia no tiene casulla de ese color. Si se pone en la iglesia una corona de Adviento, la vela correspondiente a este domingo suele ser rosada también.
5. En la fiesta de la Inmaculada –que siempre cae en Adviento– se usa casulla azul. El azul no es un color propiamente litúrgico y sólo puede usarse en España y en los países del antiguo Imperio Español (Hispanoamérica, Filipinas, partes de Estados Unidos, etc.), como reconocimiento por parte de la Santa Sede del hecho de que España defendió siempre la doctrina de la “Inmaculada”, aún antes de que fuera proclamada como dogma.
6. El verdadero tiempo dedicado a la Virgen en la Iglesia es el Adviento y no el mes de mayo. La devoción del mes de mayo es algo estupendo, pero litúrgicamente el Adviento es el tiempo de la Virgen, porque es el tiempo de la espera del Mesías, junto con Nuestra Señora, que le esperaba con la fe y también físicamente, al estar embarazada. La advocación propia de este tiempo es la “Virgen de la O”, que hace referencia a una serie de antífonas de la liturgia de Adviento, que empiezan por O (oh Enmanuel…., Oh Llave de David…, etc.).
7. El Santo del Adviento: Es San Juan Bautista, porque su misión fue preparar el camino al Señor y anunciar su venida con una verdadera conversión. Es el Santo por excelencia del Adviento. Las lecturas para el Adviento son sobre los profetas, sobre todo Isaías.
8. Adviento no es Navidad: En nuestro ambiente, las luces de Navidad están puestas desde el 1 de diciembre, los villancicos suenan por todas partes y el árbol de Navidad se ve en todas las pantallas. El mundo sólo es comercio. Pero nosotros tenemos que prepararnos para celebrar un hecho que cambió el mundo y nuestras propias vidas: la Encarnación y el Nacimiento del Hijo de Dios. La Navidad es una pascua –un paso del Señor– y tenemos que preparar el corazón para que no pase de largo por nuestra vida. Por eso, la invitación fundamental del Adviento es a estar en vela, a orar, a despertar del sueño de la muerte y avivar el deseo de recibir a Cristo. La Iglesia nos lo enseña con la liturgia. Durante todo el Adviento, las vestiduras litúrgicas son moradas y se omite el gloria en la misa del domingo, porque es tiempo de penitencia y de conversión.
9. El Adviento tiene dos partes porque es una preparación para dos venidas. La primera parte del Adviento, hasta el día 16 de diciembre, prepara para la segunda venida de Cristo, para la Parusía del fin de los tiempos. Y las lecturas en la misa se centran en el fin del mundo. En la segunda parte del Adviento, entre el 17 y el 24 de diciembre, las lecturas y la liturgia se refieren ya explícitamente a la preparación de la Navidad.
10. La última palabra se la dejamos a Dios: “Ahora es tiempo de gracia, ahora es tiempo de salvación”. A convertirse. O, mejor aún, a dejarse convertir por Dios como la mejor preparación para la Navidad. Que Jesús nazca en el cálido pesebre de nuestro corazón.
(AUTOR: Antonio Martín http://www.latribuna.hn/  )

viernes, 10 de diciembre de 2010

Los caminos de Dios ????????????????????

En  nuestros  días los hombres, buscamos  a Dios,  buscamos  en muchos lugares que a veces no podemos  ver  su  imagen, en lugares en los que  sabemos que  no podremos  escucharlo.
Nos conformamos  con la  afirmación de  que Dios  esta  en todas partes,  SI,  Dios esta  en todas partes, pero la pregunta es que si  nosotros  queremos hacerle  un lugar en nuestras  vidas,
si queremos  aceptarlos  como es,
si queremos  verlo o nos hacemos  los  sordos y los ciegos para nos verlo
 y mucho menos  ESCUCHARLO.

asi como  nosotros  necesitamos ser  Escuchados, Dios  tambien necesita  su  espacio, necesita  entrar a nuestras  vidas,  quiere formar  parte de nuestra familia, no  te  acobardes hasle un  lugar en tu vida.
Es  tiempo de  Adviento,  tiempo en el que  cada  uno  a su  manera  se va preparando  en el camino de la Esperanza, quiza,  queridos  amigos seria  bueno  tomar el  ejemplo de la Virgen Maria, ella  vivió en  carne  propia lo que es, verdaderamente ESPERAR, que les parece  si  comparamos un poco este  tiempo de  adiviento con el  tiempo del embarazo de la  mujer, ese  tiempo en  el que  viven con intensidad, en que  cada  detalle del  esposo  y de  los  seres mas  queridos  cuenta... no les parece un  maravilloso  ejemplo,  os  confieso que para mi es  es  lo mas  bello que Dios pùdo haber  creado y hacernos participes de la  historia de la  Salvación.

Yo soy el camino,  Yo soy la  Verdad  y la Vida, pero  también  dice  la  Sagrada  Escritura: en  el principio era la  palabra  y la  palabra  era  el Verbo,  asi  es Dios es el VERBO no el  sustantivo, Dios  ahora  y siempre  debe ser el  Alfa  y el Omega.

JESUS QUIEN ERES TU


Jesús, quién eres tú tan pobre al nacer
que mueres en cruz.
Tu das paz al ladrón
inquietas al fiel prodigas perdón.

Tú, siendo creador me quieres a mí
que soy pecador.
Tú, dueño y Señor me pides a mí
salvar la creación.
Jesús, ya sé de ti algo de tu ser
qué quieres de mí.

Mas yo, quiero saber qué rumbo seguir
qué debo de hacer.
Di, qué he de esperar qué senda seguir
por qué he de luchar.

Tú, ayúdame pues no quiero más
dudar ni temer.
Cristo es sal de la vida
luz en tinieblas es todo amor.


Es fe al dudar, espera al crecer,
amor al vivir.
Es paz al luchar bondad al vencer,
y gozo al servir.

Nuestros  Jóvenes  tienen  cita  en la  localidad de Tauste  este  22 de  Diciembre  de  2010, alli nos  reunirems  con  todos los de la  vicaria, Ajea,  Tauste y Alagón,  Queremos  invitarles a  vivir  este  momento  de  reflexion y  sobre  toda  reunión de Jovenes  en preparacion  a la Jornada Mundial  de la Juventud que  celebrara  en Madrid de 2011.
Os  Invito  Vivir  la  aventura de  recibir la  Cruz que Benedicto nos  dejo un  dia, para que nosotros seamos los  protectores  de ella.  no tengais  miedo de ir  a  participar de esta maravillosa expriencia Cristo es trigo molido
uva pisada; ese es Jesús.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Bendita seas , Madre Inmaculada

Bendita seas , Madre Inmaculada .... ruega por nosotros... Madre de Dios y Madre nuestra, tenemos la certeza que nos escuchas y atiendes... ¡Cómo una madre no va a oír a sus hijos!

Ya estamos en el mes de diciembre.

Este mes, Señor, vamos a conmemorar en la Noche del 24 tu llegada al mundo como el Hijo de Dios.
Tanto nos amó Dios que nos entrega a su único Hijo para que nazca y muera como hombre sin dejar de ser Dios por la remisión de todos los pecados de la Humanidad, los pasados, los presentes y los futuros.....

Y para que sucediera esto no lo hace presentándonos un Hijo lleno de esplendor y poderío sino de una manera natural y ligada a una "concepción" en una joven virgen por medio del amor del Espíritu Santo.

Va en busca de ti, María. Y Tu, le dices... : QUE SI.

Era necesario buscarte limpia, pura, sin mancha, fresca y serena como la misma mañana en que naciste porque habías tenido una inmaculada concepción en el seno de tu madre Ana y por eso te conocemos y veneramos como la Inmaculada Concepción.

La Iglesia y los católicos del mundo entero, hoy día 8 de diciembre, haremos fiesta para implorar tu protección y decirte con las palabras del P. Ignacio Larrañaga: ....hoy queremos decirte "muchas gracias", Señora, por tu "Fiat", por tu completa disponibilidad de esclava, por tu pobreza y por tu silencio, por el gozo de tus siete espadas, por el dolor por todas tus partidas que fueron dando la paz a tantas almas. Muchas gracias por haberte quedado con nosotros a pesar del tiempo y la distancia.....

Inmaculada Virgen María, Madre purísima, Madre sin mancha, Madre Virgen, Reina concebida sin pecado original, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos.... así decimos cuando nos dirigimos a Ti, Madre de Dios y Madre nuestra, y tenemos la certeza que nos escuchas y atiendes... ¡Cómo una madre no va a oír a sus hijos!.
Tu, que supiste ser la madre más amorosa pero también supiste de renuncias y dolores. Por eso tu corazón está abierto a todas nuestra llamadas y súplicas.

Tu quisiste que te conociéramos con este bendito y glorioso nombre al decirle a la pequeña Bernardita . - " YO SOY LA INMACULADA CONCEPCIÓN", ella nada sabía de estas palabras pero dichas por Ti fueron toda una revelación.

¡Bendita seas, Madre Inmaculada! Ruega por nosotros, ahora y en la hora de nuestra muerte y por todos tus hijos sin distinción de razas, credos y colores, tan necesitados de tener una Madre, en este mundo tan desorientado y convulso, como Tu, Puerta del Cielo, Salud de los enfermos y Refugio de los pecadores.

No nos dejes, Madre y se nuestra compañía a lo largo de nuestro camino por esta vida. Que siempre tengamos tu apoyo y tus brazos amorosos si llega a nosotros el desalient. Junto a la alegría de sabernos tan amados por Ti. (Autor: Ma Esther De Ariño)